jueves, 16 de abril de 2015

La Bendición de los Espíritus

Parte de la decoración para la sala del catering se basaba en plantas frutos y hortalizas que recogió mi profesora de hostelería. Sobró de todo ello muchos brotes de ciprés e inmediatamente le dije "profe mañana los espíritus brindarán bendiciones a la celebración del catering, el ciprés atrae espíritus protectores" Entonces cuando vi que los brotes que sobraron se ivan ha tirar los recogí y la mayor parte la he atado y colocado en mi terraza. Con los brotes de menos tamaño hecho un ramo para la cocina y con los brotecitos que quedaban e ideado un pequeño hechizo de petición a los espíritus para traer protección a mi persona. Para que me protejan de malas influencias (de todo tipo). Sólo e utilizado pequeños brotes de ciprés, un platito y una velita blanca. 

Encendí la vela y con un sahumerio de diferentes hierbas empecé mi canto para pedirles a los espíritus esa bendición tan presente en mi en este día.

El ciprés es un árbol que representa la muerte y el renacimiento. Es uno de los árboles de Hecate y se puede quemar  para invocar sus espíritus. No se mucho acerca del ciprés pero toda su energía ronda lo espiritual y lo que está en torno a la muerte, los espíritus y el más allá (por algo en los cementerios plantan cipreses altos que van desde las raíces de la tierra y suben a lo alto de los cielos).

domingo, 5 de abril de 2015

Limpieza con hierbas en Luna Llena

Era una oportunidad poderosa para limpiar mi cuerpo mi mente y mi espíritu, entonces al levantarme esta mañana puse las hierbas a calentar en el caldero hierbas tales como: semillas de enebro, Cardamomo, un puñado de ortigas y otro de nogal. Al mediodía prepare la bañera para echar la poción de hierbas y con estas palabras de bendición recite sobre ellas:

"Oh diosa de las aguas purifica mi cuerpo y mi mente y mi espíritu, oh diosa de la tierra limpiarme de toda negatividad o maldición, que así sea."

Una vez filtrada la poción las eché al agua de la bañera. Cuando salí poco después de arreglarme me sentí mejor. Esa presión en el pecho menguaba y el agobio de lo cotidiano se fue. La energía de las hierbas y la luna y el sol han echo de un baño de hierbas algo reparador.