domingo, 27 de diciembre de 2015

El poder de volar de las brujas



Después de pensarlo mucho he decidido mojarme escribiendo este post. He leído bastante sobre el vuelo de los brujos y muchas leyendas sobre esta práctica. Podríamos decir que es una especie de viaje astral visto desde el punto de vista brujil y tradicional, con su toque ritual y su simbolismo, para empezar solo para los que no lo sepan (Los brujos no vuelan físicamente, si no espiritualmente) Es podría decirse lo que más a caracterizado a las brujas. Como practicante de brujería que soy me interesa mucho el tema y sobre todo llegar a experimentarlo algún día. Todavía trabajo para conseguirlo, desterrando mis miedos e inseguridades e intentando encontrar técnicas que me agraden para ayudar a realizar este magnífico viaje que puede ser una gran aventura o una terrible y traumatica experiencia. De los pocos brujos que me han explicado y dado parte de su experiencia, unos lo llaman cruzar el cerco e ir al otro lado, el mundo de los espíritus y donde habitan seres benéficos y maléficos, también allí se puede uno poner en contacto con sus antepasados y comunicarse con los muertos. Se puede recoger la sabiduría y volver con otra visión de las cosas e incluso afinar nuestros poderes mentales latentes y poco desarrollados, por motivo de abrir puertas en nuestra mente aún cerradas. También es una forma de profundizar en ti mismo y conocerte tal y como eres. Algunos lo usan como nuestros antepasados brujos que volaban al sabbat y cabalgaban en la noche a brazos del dios con cuernos o las hordas de perros fantasmales de mi querida Hecate. Uno de los mayores miedos que me produce el arte del vuelo del alma es perderme en algún mundo del que me sea difícil si no imposible volver... También reconozco el miedo a encontrar una parte de mi mismo que incluso pueda llegar a traumar mi cabeza, o descubrir cosas que deberían quedar en el misterio. Incluso he llegado a pensar un par de veces en la posibilidad de que nada de esto es real. Pero los cuatro principios lo dicen claramente "saber, querer, atreverse y guardar el secreto" Lo que me lleva a la conclusión de no hacer nada de lo que pueda arrepentirme. Vayamos por un momento a imaginar como sería el viaje... 

viernes, 4 de diciembre de 2015

Magia Popular



Dentro de nuestras prácticas de brujería. La parte práctica al final es lo que nos llama, sin ninguna duda hoy en día todo el mundo hace cosillas de ese rastro de "magia popular" que hay en todo. Mi abuela que es de lo mas católica, coloca hierbitas en una caja con todos los papeles de lotería que va cogiendo y pone hierbas que cualquiera encuentra como laurel o romero. Nadie se da cuenta de que esos detalles del día a día también forman parte de la tradición como las velas en la tarta de cumpleaños resulta todo un ritual pagano. Voy a hacer memoria de cosillas de esa magia popular. No he leído sobre magia popular pero creo que aprendemos esa clase de magia cotidiana desde que nacemos y a lo largo de nuestra vida y pasa sin que nos demos cuenta de unos a otros.

Una pequeña lista de magia popular.

-Lazo o cordón rojo al rededor de la muñeca para atar el mal de ojo.

-Ramos de olivo en las terrazas de las casa atraen protección y bendiciones al hogar (cosa que veo mucho por aquí)

-Sal: Cuando la sal se derrama, lanzar un pellizco sobre el hombro izquierdo para alejar malos espíritus.

-Llevar en el bolso o bolsillo castañas tomadas en la época para así atraer la abundancia y fomentar la salud.

-Para detectar el mal de ojo: Un vaso de agua. Moja tu dedo indice en aceite y deja caer en el vaso tres gotas, si estas tres gotas de aceite se juntan sobre el agua formando un ojo. Te dice que alguien te ha echado un aojamiento.

-Algo sobre magia vasca: Hay una flor de un tipo de cardo muy común y bonita que una vez seca se coloca sobre las puertas de las casas o junto a las ventanas. No conozco su nombre técnico pero la llaman "flor solar" parece un sol eso si es cierto. Y la usan para alejar demonios, meigas y demás.

-Diente de León. Cogemos el diente de león, cerramos los ojos, pedimos un deseo y soplamos al viento las semillas. Hay que visualizar como se expanden y germinan en la tierra y así como crecen montones de dientes de león, también crece nuestro deseo.

-Para desterrar cosas de nuestra vida: En un cuenco quemar un papel en el que hayamos escrito aquello que no queremos tener en nuestra vida y así dejarlo ir. También se puede hacer lo mismo con la foto de alguien a quién no queremos a nuestro lado. O para desterrar sentimientos negativos o dejar atrás el pasado.

-Agua de rosas para la belleza. En la noche de san juan, llena un cuenco de cristal con agua lo mas pura posible y agrega pétalos de rosa (mejor si son frescos) déjalo al aire libre toda la noche y al día siguiente cuelalo. Se supone que el agua queda impregnada con la magia de esta noche y con ella puedes aplicartela en la cara para esto. Pero también es usada para atraer el amor.

-Magia con velas: Algo muy práctico, coge una vela blanca o de color acorde con tu deseo... 
rosa: amor, verde: dinero, negra: protección. O blanca que es perfecta para todo. Graba en ella tu nombre y apellidos y tu deseo. Puedes ungirla con aceite de oliva para fomentar su energía. Pégala en un plato y enciende la mecha visualizando como tu deseo se hace realidad. Y deja que la vela se consuma.

-Otro truquillo de amor es el de el cigarro. Para los que fumen claro, enciende el cigarro y recita: "Así como se consume este cigarro (nombre completo de la persona) te consumirás de amor por mi". Se que parece un hechizo en plan barriobajero. Pero bueno por aquí donde yo vivo lo hace mucha gente así que también entra en magia popular.

Y bueno hasta aquí la lista de magia popular que puedo recordar. Seguramente haya muchas mas cosas y la lista continuará seguro. De todos los países creo que de magia popular se podría escribir un libro de truquillos mágicos entero.
Espero que os haya gustado.