domingo, 22 de mayo de 2016

El trabajo con plantas

"La Bruja que no Trabaja
 con Plantas no es Bruja"




Esto para mi es una verdad como un templo, y es que últimamente muchas personas me preguntan si para ser bruja hay que saber sobre plantas, cultivarlas, conocerlas, me dicen que les da asco mancharse con tierra, que les da cosa, que no pueden, que son muchas plantas las que hay que aprender...en fin- Excusas.

Todas las personas que llevan en la brujería bastante tiempo saben de sobra que la bruja que no trabaja con plantas no es bruja, el brujo y la bruja siempre ha cultivado sus plantas para usarlas como medicinas, alimentos, condimentos y usos mágicos. En los tiempos que corren conozco brujos que no cultivan sus plantas, por que no pueden no porque no quieran, pero se molestan en aprender sobre ellas, se molestan en familiarizarse con ellas, porque las plantas no sólo son ingredientes mágicos y medicinales, son hijos de la tierra, seres vivos, espíritus que nos ayudan en nuestro arte. 

Me canso de repetir que el sendero de la brujería, la magia y todas sus artes, es algo interminable, sin retorno, porque siempre hay que estudiar, aprender, practicar y conocer. Las plantas, hojas, ramas, semillas, árboles... Todo ello forma parte de la brujería porque tiene un uso y algo que enseñarnos, como la mandrágora poderoso afrodisíaco o la manzanilla que es buenísima para el estómago o el perejil para el mal aliento o la caída del cabello, y mil cosas más. De verdad, brujas que empiezan a estudiar brujería, siempre, siempre, habrá que estudiar y conocer sobre plantas, remedios, usos, cultivos... Es lo que hay.

Si miramos a la historia, las brujas han contribuido en la medicina por sus remedios, por sus mezclas de hierbas, por sus saberes sobre lo que nos rodea, como el muérdago que es anti-tumoral o el té verde para limpiar el organismo. 

Vuelvo a repetir, la bruja que no trabaja con plantas no es bruja, ni brujo por supuesto. No es tan difícil solo hay que leer un poco día a día, familiarizarnos con ellas, en mi caso, cuando empecé a aprender sobre plantas miraba por internet, leía libros sobre magia con hierbas, libros de recetas, investigaba, dibujaba en mis diarios, en casa de mis tíos cogía partes de las plantas para pegarlas en los herbarios, olía las flores para familiarizarme con el aroma, las tocaba para tener un contacto físico con ellas... Pero ante todo, leía mucho sobre ellas y hoy en día la información está al alcance de todos. Ah! Y algo más. Uno de los peores enemigos del brujo o la bruja es la pereza, algo que impide a cualquiera hacer cosas y aprender de ellas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario