FAQ Sobre Brujería



Estas son algunas preguntas frecuentes que me suelen hacer por las redes sociales  sobre la brujería y por ello se me ha ocurrido crear una página donde conteste esas preguntas. 


- ¿Cuánto llevas practicando la brujería?

Mi pasión por la magia empezó desde que era muy pequeño, mis juegos de la infancia eran la mezcla de potingues mágicos en el cuarto de baño de mi abuela. Creo que siempre he estado vinculado a la magia de "alguna forma" Técnicamente llevo practicando la brujería once años, puesto que yo empecé ha leer libros sobre magia y ha practicar mis hechizos desde los ocho años, puede que los adultos o gente que me rodeara lo viese como un juego de niño, pero aquí sigo y me lo tomo muy en serio, y lo mejor de todo es que...funciona. Aunque realmente llevo practicando la brujería de forma seria, e integrándola en mi vida desde hace al menos siete años.

- La pregunta del millón: ¿La brujería es del diablo?

Hace tiempo os hubiera dicho que no. Ahora que he estudiado más a fondo, que he experimentado, que me he informado, y que no se pueden negar los testimonios de miles de personas en el mundo. Sí, hay un diablo en la brujería, es el Maestro, el que enseña las artes, el guardián de lo salvaje. Y no. No tiene nada que ver con el diablo que nos muestra el catolicismo, por lo menos para mi, el diablo de la brujería es el hombre de negro, el Maestro, el que guía a las brujas y las enseña el Arte, aquél que las espera en el Sabbat, os dejo aquí enlaces con información sobre el Dios de las Brujas.
http://lahuellahendidadelmaestroastado.blogspot.com.es/2016/04/el-bucca.html
-¿Has hecho magia negra?

La magia no es negra ni blanca, ni de ningún color. Es energía que manipulamos nosotros a voluntad, depende de la intención si por ejemplo dañar o sanar, se la puede etiquetar de blanca o negra. Sí. En ocasiones la vida te pone por medio ciertos enemigos, obstáculos y "gente mala" por decirlo así, cuando eres brujo tienes algo con lo que protegerte y defenderte, eso es lo que yo he hecho, proteger y defender lo mío, mi familia, amigos y costumbres, por encima de todo. Y una bruja, que no teme las consecuencias, es un arma de fuego en potencia.


-¿Eres una personas supersticiosa?

Aunque suene raro, definitivamente NO. A muchas de las cosas que la gente que no entiende de magia y brujería, lo que vosotros llamáis superstición yo lo llamo "magia popular" o "tradición". Pero definitivamente, no soy supersticioso, siempre, siempre, creo que antes de considerar las opciones mágicas hay que considerar las posibilidades corrientes, no podemos obsesionarnos con que todo absolutamente que nos sucede esté relacionado con la magia, porque no es así.


-¿Sigues alguna norma?


Sigo sin seguir ninguna norma ética, la brujería me parece la forma de vida que expresa libertad, la opción de protegerte o devolver el daño, de ser justo, de aprender a golpes si se requiere, de tener visión de futuro y una alimentación del espíritu constante. si que es cierto que he acogido antiguas leyes que me aportan protección, respeto hacía aquello que es sagrado y que me ayudan a mantener mi forma de vida pura en muchos aspectos, pero estas leyes que he acogido las tomé con total libertad y sabiendo que se adaptan a mi forma de pensar y sentir dentro del oficio. 


-¿Cómo se convierte una persona en bruja/o?


Es una pregunta que me hacen constantemente personas por las redes, en mi entorno y en mi vida social, no es fácil responder esto. Considero que en un principio hay que estar predispuesto a ello, por situaciones de la vida que nos conducen a "otra" verdad, por ser alguien con una sensibilidad diferente, porque te das cuenta de lo que sucede a tu alrededor, porque sabes que hay algo más que lo ve la mayoría de las personas. Cada brujo habrá tenido un gran recorrido para poder identificarse con cada letra que forma esta palabra, es una palabra demasiado grande y cargada con connotaciones tanto negativas como positivas como para que la utilice cualquiera, creo que la persona que dice ser bruja lo sabe al cien por cien. Cuando enciendes las velas y canalizas su energía, cuando sientes a los espíritus que te hablan, te guían y te protegen, cuando escuchas a la naturaleza y no solo la escuchas, también la entiendes, en ese momento, sabes que eres bruja; Una persona se puede convertir en bruja con la decisión solemne de seguir este camino sin retorno, el estudio es algo que nos llevará toda la vida, la palabra bruja no está para nada identificada hoy en día con la sabiduría, pero realmente es así. Y en contra de lo que muchos brujos modernos dicen "Todo el mundo puede ser bruja/o" Es un error, puesto que no todo el mundo está abierto a lo que le dice el otro lado, no todo el mundo lleva la magia dentro, ni todo el mundo tiene por consiguiente este don. 


-"Quiero aprender brujería" ¿Por dónde empiezo?

Antes os dejé una explicación poco práctica, para aquellos que llegan nuevos al arte y han sentido la llamada de el otro lado, os voy a dar algunas ideas sobre por dónde empezar a aprender el oficio. Algunas ideas prácticas para empezar:

-Investigad sobre vuestros orígenes os dará un punto de partida para saber hacía qué tipo de costumbres y prácticas emplearon vuestros ancestros en el arte.


-Meditad para tener un conocimiento sobre vosotros mismos, vuestras creencias, hacía dónde os inclináis, qué es lo que os hace vibrar, qué es lo que os hace temblar de vosotros mismos para conocer vuestro lado luminoso y vuestro lado oscuro, y así obtendréis sabiduría sobre que tipo de brujería será vuestro punto fuerte.


-Leed libros, no sólo manuales de hechizos, básicamente porque una vez has leído uno sobre magia los has leído prácticamente todos, por lo menos en español. Leed libros sobre plantas mágicas, historia sobre la brujería os acercará a las prácticas antiguas y los métodos empleados. Sin embargo, yo no cerraría puertas a ningún tipo de información que venga en los libros y que a vosotros os sea de ayuda, os resulte práctico y os haga avanzar.


-Salir, sentiros libres en el bosque, en el campo, en la playa, sentir miedo en la noche para conocer sus misterios, observar los cambios lunares, sentir la tierra, las plantas, los aromas, recoger vuestras piedras, vuestras hierbas, acercaros a lo sagrado y celebrar allí vuestros ritos.


-Apuntar aquello que aprendéis con el tiempo, para comprobar vuestros avances, apuntar las recetas que queráis tener guardadas, experimentar con ellas, cread las vuestras secretas, propias, sagradas.


(Estos consejos los doy porque son los que a mi me ayudaron en mis inicios, mi aprendizaje, y los que me ayudaron a obtener comprensión y sabiduría de los poderes que nos rodean y hacía dónde dirigir mi camino, llegando finalmente a la brujería tradicional, aunque siempre supe, que la brujería moderna no era lo mío)



-¿La brujería es una religión?


No. La brujería es una practica mágica, espiritual y antigua que se adapta a muchas religiones como el Catolicismo, Asatru, Wicca, Voodoo, Hoodoo y muchas otras. En cada una de ellas se practica la brujería de una forma diferente. Aunque hay brujas que no siguen ninguna religión, en mi caso, mi religión son los antepasados, los espíritus de la naturaleza, la diosa Hecate, soy un seguidor de la vieja fe, pero no tengo dogmas establecidos como lo tienen las religiones. 


- Quiero tener poderes mágicos


Esto es algo muy gracioso que todas las personas piensan en algún momento, sobre todo las que llegan a la brujería, por motivos de poder, poder sobre lo que les rodea, poder sobre las personas o situaciones etc.. Bien, la brujería no es un camino que nos conceda poderes mágicos para agitar la varita y que nuestros deseos se cumplan, eso solo existe en las películas disney y demás fantasías. La brujería es una forma de vida y un camino de crecimiento espiritual, un sendero por el cual conocerse a uno mismo y descubrir el lado oculto del mundo, en definitiva, los que llegáis a la brujería quitaros de la cabeza la idea de que tendréis poderes fabulosos porque es mera fantasía. La brujería os dará sabiduría, paciencia, equilibrio, auto conocimiento, valores, herramientas para enriquecer tu vida, pero de ninguna manera os otorgará poderes mágicos. La intuición, la segunda vista, el viaje astral, la clarividencia, todas esas cosas no son poderes mágicos fuera de lo normal aunque se defina como paranormal, en realidad son dones psíquicos que pueden ser ejercitados, es otra de las cosas que nos enseña la brujería que al igual que puedes ejercitar tu corazón corriendo, puedes ejercitar tu mente, solo las personas abiertas a ello podrán conseguirlo está claro, nadie nace sabiendo andar, mucho menos sabiendo ver el otro lado, tristemente inexistente para muchos porque no son capaces de percibirlo. Es lo normal para nosotros.



Y hasta aquí las preguntas que más habitualmente me hacen, poco a poco si llegan nuevas preguntas pues iré actualizando la página para tenerla al día y no tener que contestar tantas preguntas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario